Son la fuente preferida de combustible del cuerpo humano. Los músculos, el cerebro y otros tejidos como el hígado se basan en un aporte continuo de carbohidratos para satisfacer las demandas de energía del organismo.
En la alimentación humana, los glúcidos son la fuente principal de aporte energético, el 50-60% de las calorías son los hidratos de carbono.
Se los clasifica en:

MONOSACÁRIDOS:
También llamados azúcares simples, ellos son:

Glucosa (dextrosa): es el más abundante y fisiológicamente más importante de los monosacáridos. Es el principal combustible útil para las células. Se lo encuentra libre en los frutos maduros y también en sangre.
La digestión de todas las formas de carbohidratos produce glucosa, lo mismo que el proceso de emisión de glucosa par parte de lo acumulado en el músculo o en el hígado (glucogenolisis) o la formación de glucosa por parte de otras sustancias como aminoácidos y ácidos grasos (gluconeogenesis).

Fructosa (levulosa): se encuentra en frutos maduros y en la miel. Tiene mayor poder edulcorante que la glucosa.

Galactosa: Se encuentra libres en la naturaleza y se une con la glucosa para formar un disacárido.


DISACÁRIDOS:
Es la unión de dos monosacáridos.

Maltosa: También llamada azúcar de la malta. Está formada por la unión de 2 glucosas. Es el producto de la hidrólisis del almidón y catalizada por la enzima amilasa.
Fuentes: Cereales, cerveza, licor de malta.

Lactosa: Esta formada por la unión de la galactosa con la glucosa. La intolerancia a la lactosa se produce cuando la lactasa, enzima responsable de dividir la galactosa y la glucosa.
Fuentes: Aparece naturalmente en la leche (en grandes cantidades).

Sacarosa: Está formada por la unión de glucosa y la fructosa. Es el azúcar habitualmente usado como edulcorante en la alimentación. Fuentes: Se la obtiene del azúcar de caña y de la remolacha.


POLISACÁRIDOS:
Son sustancias mucho más complejas que los glúcidos. Están constituidos por numerosas unidades de monosacáridos, algunos de ellos son polímeros de un solo tipo de monosacáridos y reciben el nombre de homopolisacáridos mientras otros, son polímeros de más de una clase de monosacáridos y se los denomina heteropolisacáridos.
Constituyen el mayor porcentaje de la ingestión diaria de carbohidratos.

Almidón: Es una sustancia que cumple el papel de reserva nutricia en vegetales. Se deposita en las células, el almidón es el principal hidrato de carbono de la alimentación humana. Está compuesto por amilasa y amilopectina, ambos polímeros de la glucosa.
Los alimentos más comunes que contiene grandes cantidades de almidón son los cereales, las legumbres, las papas.

Fibra: Existen solo en las plantas, la fibra aumenta la velocidad de la digestión y absorción contribuyendo a la saciedad y en algunos casos puede reducir la absorción total de grasa.

Glucógeno: Es el polisacárido de reserva en células animales. El hígado y el músculo son los tejidos más ricos en glucógeno.

Cualquier exceso de carbohidratos se acumulará en forma de grasa